Todos tenemos que buscar la felicidad.

Todos tenemos que buscar la felicidad.
Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo.

jueves, 3 de junio de 2010

Exfoliante de café casero para el cuerpo.

Hola holaaaa.

Hace años, leí en un libro de “las recetas de la abuela” o los remedios, no recuerdo bien… una receta casera para crear tu propio exfoliante casero para el cuerpo.

A mi me encantan todas estas cosas, y creo que suele ser mucho mejor para el cuerpo hacer cosas en casa, o usar productos naturales, antes que ciertas cremas o potingues que quizás no tengan más que productos químicos dañinos (aunque quizás solo contienen productos químicos muy beneficiosos, jejeje).

El caso es que leí dos variantes.
1º- Mezclar en un bol, unas cucharadas de azúcar, con un chorrito de aceite. Mezclar e ir tomando pequeñas porciones para exfoliar todo el cuerpo. Después, ducharse normalmente.

2º- Mezclar en un bol, unas cucharadas de sal, con un chorrito de leche hidratante corporal, body milk o como se quiera llamar. Crema hidratante para el cuerpo. Proceder igual que en enterior caso.

Yo he probado las dos, y dan excelentes resultados. Como es prácticamente imposible utilizar siempre las mismas medidas si se hace a ojo, pues llegó un momento en que hice ambas mezclas juntas. Es decir, en un bol, eché un par de cucharadas de azúcar, otro par de sal, un chorrito de aceite de oliva y otro chorrito de crema hidratante… El resultado fue genial, como antes.

Poco a poco en mi vida, he ido descubriendo excelentes beneficios para la piel y para el cuerpo de una infinidad de productos que “desechamos” en muchas ocasiones, como la manzanilla, el te, el café… Muchos productos anticelulíticos, llevan cafenía, que ayuda a “despegar” la grasa de la piel. NO es exactamente así pero para hacernos una idea, jeje.

El caso es que a lo largo de los años, he ido variando mucho la fórmula aunque la base es igual. Si os fijáis, toda exfoliante, tiene una base en crema, y un elemento en partículas para exfoliar…

Bueno pues yo suelo aprovechar cuando uso la cafetera para hacer:
En un bol, pongo los posos del café. Añado una o dos cucharadas de sal y otras dos cucharadas de azúcar. Agrego un chorrito de aceite de oliva, otro de aceite corporal y otro de leche corporal. Lo mezclo y cuando me meto en la bañera, exfolio todo mi cuerpo. Suelo quedarme con un tono más oscuro por el café, pero en cuanto que me ducho se va.

Obviamente esto se puede variar. Si no tomáis café, pues simplemente con sal o azúcar, o cualquier otra cosa que se os vaya ocurriendo. Si no, queréis usar aceite de oliva, teneis un montón de posibilidades.

La cuestión es tener esa base, probar las mezclas que más os gusten y comprobar que la piel se os queda suave, lisa, hidratada y que agradecerías acariciar siempre, jeje.

Yo tras la ducha me aplico un aceite corporal o leche hidratante porque al fin y al cabo en la mezcla, se deposita en la piel pero luego se va cuando aclaramos o nos lavamos.

Espero que lo pongáis en práctica porque es económico y muy natural.

Un besazo y gracias por leer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡Mis mascotillas!!